“Las más grandiosas bailarinas no son las mejores por su técnica, son las mejores por su pasión”.

lunes, 23 de julio de 2007

Otras Danzas.

Existen otras danzas que en variadas ocasiones acompañan y alimentan la representación de la bailarina, pero éstas están ampliamente ligadas a la zona o país de origen del cual provienen ellas mismas. Por ejemplo en el Líbano observamos a la bailarina realizando unas danzas que la ejecutan con saltos y golpes de los pies sobre el suelo.

Este pertenece a su folclore llamado Dabke. Si viajamos hacia los países árabes que se encuentran en el norte de África, observamos rutinas matizadas con danzas afro-orientales o del Magreb (Marruecos, Túnez, Argelia) que se realizan con grandes túnicas y pertenecen al folclore del Sahara o Beduino.

Zar:

Es la danza ritual originaria del norte de África, es fusión entre las danzas paganas espiritistas africanas con la danza oriental. Dentro de las danzas rituales tenemos dos estilos: el correspondiente al norte de áfrica, denominado afro-árabe, y es interpretado exclusivamente por mujeres (los hombres solo participan en la parte de la música) que lo hacen moviendo sus cabezas en forma circular al ritmo de la música que va incrementando su velocidad hasta el final.
El otro estilo es el que deriva de los Sufis, que hoy es parte del folclore egipcio, y es realizada por hombres, con amplias faldas acampanadas, girando todo el tiempo sobre sus mismos ejes, realizando diferentes proezas y figuras. Ellos pueden girar largo tiempo sin parar y sin siquiera marearse, quitándose las faldas con gran habilidad, y luego haciéndolas girar sobre los dedos de sus manos.

Generalmente la bailarina interpreta su danza de Zar al final de su solo de Derbake, dando un toque majestuoso, vitalidad e impacto especial al final de su espectáculo.


El Dabke:

Es el tipo de baile que se ejecuta marcando el ritmo musical con los pies, punteando y realizando diferentes combinaciones de zapateo. Se realiza en largas filas de personas entrelazadas y se baila generalmente entre hombres y mujeres. Representa además la fuerza, la unión, la cooperación y el afianzamiento a la propia tierra.

Este baile folclórico es oriundo de Siria y Líbano y con algunas variantes se baila también en Irak.

La ropa más tradicional del Dabke es: Para los hombres, unos pantalones babucha con un sobrante de tela que queda como una acordeón entre las piernas, que se llama Charwel, que significa Chiripá; una camisa amplia y un chaleco estilo torero, con botas, y el Agal, pañuelo triangular sujetado con un cordón alrededor de la cabeza.

Y para la mujer: Una falda acampanada, con calzones largos, una blusa de mangas largas y cerradas hasta el cuello, un pañuelo en la cabeza estilo valenciana, zapatos y el pelo trenzado en dos partes. A veces usan también un delantal, propio de las mujeres del campo.


El Jaliye:

Jaliye significa del golfo. Es el Saudi, pero en la forma moderna que se utiliza en la actualidad. Es un ritmo muy entusiasta. Esta danza es propia del Golfo Pérsico (Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos Árabes) Ha nacido en esta zona, donde se encuentra la Meca, cede mundial del Islamismo, donde la mujer no pude exponerse y mostrarse. Es una expresión donde se conjugan los movimientos de las túnicas muy amplias, los pendientes o aros y las largas cabelleras en una graciosa y alegre danza.

Consiste en mover los largos cabellos al ritmo de la música, transportándolo de un hombro hacia el otro, con gran destreza y pasos geométricos. Las danzarinas usan largos pendientes que suelen medir hasta treinta centímetros de largo y una amplia túnica bordada en hilos de oro.


La Mileia:

El Mileia es el manto con el cual se cubre la mujer árabe, especialmente la mujer musulmana. Manto que es usado tanto por cuestiones religiosas, como atuendo típico dentro de esta sociedad.

Desde los arrabales egipcios surge un mítico personaje femenino, conocido como la mileia, es la mujer que se revela frente a las reglas que le impone una sociedad donde es favorecido el hombre. Ella se cubre con su manto al igual que todas las mujeres, pero además representa un símbolo de rebeldía, desafío y podeosa arma de seducción, frente a la desigualdad, en los escasos espacios que le brinda su sociedad.

Es la mujer culta, atrevida, graciosa, voluptuosa, sufrida y armada de mucha sabiduría y astucia que sabe imponerse, volviendo locos a los hombres, riéndose de las leyes represoras de éstos.

Este es un personaje muy popular dentro de la danza del vientre en Egipto, que nada tiene que ver con que esta sea o represente a una prostituta, todo lo contrario, es la mujer que incentivada por sus propias convicciones, lucha a su manera y dentro de sus escasas posibilidades en su condición de mujer, dentro de esta sociedad.

La mileia usa una túnica ceñida al cuerpo, sus muñecas llenas de pulseras, una esclava en su tobillo (usado por las mujeres comprometidas) que ella lo aprovecha como excusa para mostrarlos en público, su cabello lo envuelve con pañuelo, que generalmente lo adorna con flores o pompones de colores, usa grandes aros, lleva sus ojos bien resaltados con Kohol o kehel, (polvo vegetal que se usa como delineador) y produce todo un baile muy provocativo, audaz y arrogante, lleno de ademanes populares y como una adolescente rebelde, juega con una goma de mascar, mientras realiza su atractivo baile.

Para este baile se usa una música que se llama Baladi Egipcio, canciones muy marcadas y ágiles, típicas del folclore egipcio y generalmente con letras que hablan precisamente sobre el atrevimiento escandaloso y hasta a veces indecoroso de la mileia.

0 comentarios:

;