“Las más grandiosas bailarinas no son las mejores por su técnica, son las mejores por su pasión”.

sábado, 4 de agosto de 2007

La Odalisca.

El verdadero origen de la palabra odalisca es turco y designaba a las esclavas de los harenes sin definir sus oficios.

Pero, hay otro dato: durante el Imperio Turco - Otomano hubo una clase de esclavas muy cotizadas a las que se les llamaba entretenedoras que no solo bailaban la danza del vientre sino que eran expertas en el canto, la música, la poesía, en el tatuaje, etc..

Si evocamos a estas odaliscas - entretenedoras, creo que seria sobrevalorar a las bailarinas de hoy hacerse llamar como tan completas artistas.

Hoy en día, en lugares quizás olvidados por el progreso, ya no están las sacerdotisas, sino, mujeres comunes, madres, estudiantes, niñas, abuelas, profesionales. La danza del vientre hace parte de sus vidas cotidianas; bailan antes de parir, en el séptimo día de vida de sus hijos, en fiestas de boda y circuncisiones, o simplemente para olvidarse por un pequeño lapso de tiempo de sus problemas.

Esta es una danza bailada por mujeres, desarrollada por y para ellas. Admite todo tipo de cuerpo en cuanto a peso, medidas, estatura y edad. Cada mujer aprendiendo la misma técnica, puede desarrollar un estilo personal expresivo y estético. El tiempo que lleva dominar la técnica es relativo a cada mujer y depende de si su objetivo es ser profesional o aficionada.

0 comentarios:

;